Ideas, consejos y más en nuestro blog

Aquí no soy tu Abuela

No hay un solo día... que no me acuerde de ella.

Dña. Pilar García Alonso, matriarca de la saga Juliá, madre de Jose Maria, Cayetano, Jorge, Eduardo y Rafael Juliá…. mi abuela.

Difícil papeleta ésta, poder expresar en un folio todo lo que Dña. Pilar significó en mi vida. Algo realmente complicado pues compartí más tiempo a su lado que al lado de mis propios hijos…, por cierto a la que adoraban y a la que mi hija Adriana bautizo desde pequeña como Pilita.

Es una realidad que los primeros atisbos de buenos valores te son inculcados por tus padres pero es Doña Pilar quien me enseña, el que para mí ha sido uno de los más importantes, la disciplina, una disciplina en el mejor sentido de la palabra, un ejemplo transparente de dedicación y entrega al trabajo que fue llenándome de un gran sentimiento de admiración, ya empezaba a querer que fuera un referente en mi vida y lo consiguió.

Los primeros recuerdos que tengo de Doña Pilar son con bata blanca, íbamos de la mano de mis padres a su casa,  lo que en el futuro ya entendí que era su trabajo, el Restaurante Los Monos. Nunca le conocí otra, otra casa y creía firmemente por aquel entonces que ella dormía entre fogones, entre especias y legumbres, entre magníficos olores que venían de unas manos de cocinera experimentada.

Esa bata blanca y su figura sentada en la barra de los monos sigue hoy día en la retina de muchos sevillanos.

Doña Pilar García Alonso medalla de oro al mérito en el trabajo, su carrera llegó ininterrumpidamente hasta los 104 años de edad, madre de 5 hijos, abuela de 13 nietos y bisabuela de 18 bisnietos, jefa de sus 5 hijos y de 10 de sus nietos, dueña de una empresa familiar que fue líder en su sector hasta el final,  a la que cuidó y a la que mantuvo unida,  una gran líder a la que todo el mundo admiraba y a la que apetecía escuchar…, apasionantes eran sus relatos y avatares vividos durante la guerra, época en la que ya andaba eligiendo el menaje adecuado para sus negocios y con sus cinco hijos en el mundo.

Quién ha dicho que los huevos sientan mal???..., se reía y me contaba en alusión que en aquellos tiempos de la guerra y regentando el bar Alfonso, servía a un soldado italiano unos doce o catorce huevos diarios…

Una mujer adelantada a sus tiempos, religiosa y practicante, amante de los libros y con una especial destreza para contar chistes, a la que no le conocí el luto y a la que por supuesto no le conocí otra vida más allá del trabajo.

Fue a los pocos día de entrar a trabajar a sus ordenes cuando me dijo muy sería... ”aquí no soy tu abuela soy tu jefa” y fue mi primera lección de respeto y disciplina.

Gracias por todo y más…

Volver a la Sensillez
Un concepto al que quiero ser fiel

Artículos relacionados

 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Lunes, 21 Septiembre 2020

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://www.manolojulia.com/

Suscríbete a nuestro boletín

Ubicación

Avenida de Gines, 20

Polígono Industrial PIBO

41110 Bollullos de la Mitación (Sevilla)

Síguenos