Ideas, consejos y más en nuestro blog

Un concepto al que quiero ser fiel

Han sido 25 años de trabajo continuado inmerso en un mundo, el de la restauración, que llega a absorberte. Un gremio donde siempre son pocas las horas dedicadas, un mundo sin fines de semana ni días de fiesta, trabajando cuando y donde los demás se divierten, pero un mundo que compensa al que tiene vocación , una vocación , la de servir, que aun mantengo y que me sigue llenando de ilusión , la que me hace afirmar que aun no ha llegado mi banquete definitivo.

Pero mirando atrás y con la humildad que siempre me transmitió e inculco Rafael Juliá quiero ser fiel a mi nuevo concepto de empresa.

Gran Café de Paris nace por obligación en momentos duros de mi vida aunque siempre tuve una necesidad agobiante de emprender, la de dejar la empresa familiar y crear. Procedo, por parte de padre y madre de familias empresarias con negocios  de prestigio en el tiempo, de reconocida marca y reconocimiento publico.

Por parte de mi padre, D. Rafael Juliá, la empresa Juliá Catering y por parte de mi madre, D. Manuel Carrera, fundador y dueño de la empresa Casa Carrera.

Y como digo , a partir de los 35 años, ya iba teniendo pensamientos independentistas. La empresa familiar cuenta con unas cualidades innatas para ser operativa pero para ser eficaz en el tiempo y sobrevivir a las sucesiones debe contar con protocolos firmes.

Ser fiel a la familia es de los valores mas importantes que aprendí en la empresa Juliá.

Gran Café de Paris nace sin defectos de forma y con un concepto claro, la de ofrecer sus servicios a un único cliente. He tenido, en mi larga andadura, días de gran responsabilidad de trabajo, donde como comercial tenia contratadas 4 bodas el mismo día, de las 10 que Juliá podía afrontar. Teníamos una gran estructura y un gran equipo pero hoy día no quiero tener la tentación de volver a crecer y llegar a esa situación de nuevo.

Mi mejor valor añadido es que los novios saben que sólo estaré para ellos ese día, asegurándoles mi presencia en el banquete  de principio a fin con la garantía y la confianza que este hecho pueda causarles. Este concepto no va unido a la capacidad o estructura de mi nueva empresa sino a la capacidad para decir que no. Algunas  estructuras empresariales crecen y adelgazan en función del trabajo que uno pueda contratar pero la posibilidad de dedicarte solo a un evento te hace , en cierta medida , ser libre.

Mi tiempo de poder compartir un mismo día con cuatro bodas a la vez ya pasó, ya no lo quiero. Es tiempo, ya con cerca de 50 años, de disfrutar de esta profesión, de poder controlar los miedos y de llegar a dominar la responsabilidad que tiene servir un banquete.

Para llegar a este estado sólo tienes que contar con seguridad, y para que esta seguridad sea plena no encuentro una formula mejor que la de ser fiel a este concepto.

Tengo la tranquilidad de que mi compromiso será firme y que esta decisión sólo podrá ir acompañada de un futuro esperanzador.

El tiempo me irá confirmando si este proyecto es muy valorado por mis clientes, o por contra, hay otros factores que les aporten más. ¿Y a tí, qué te parece? ¿Valorarías más otras cuestiones? ¿Tuviste algún problema el día de tu boda que hizo que no fuese un día inolvidable?

Espero tus comentarios.

Aquí no soy tu Abuela
La Contratación

Artículos relacionados

 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Lunes, 21 Septiembre 2020

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://www.manolojulia.com/

Suscríbete a nuestro boletín

Ubicación

Avenida de Gines, 20

Polígono Industrial PIBO

41110 Bollullos de la Mitación (Sevilla)

Síguenos